HUEVERAS CON CARAS

24/03/2022

"Forma figuritas de arcilla sin cocer y decóralas para hacer divertidas hueveras o pequeños jarrones."


Materials: 
  • Arcilla blanca autoendurecible
  • Tubos de pintura acrílica Acryl'color
  • Rotuladores acrílicos SRKIB
  • Pinceles
  • Utiles de modelado
  • Bote de agua y paleta
  • Un huevo
  • Un trozo de papel de lija fino
  • Pintura comestible mate
Nivel de dificultad : 
  • Tiempo de secado: 4 días
  • Tiempo de realización: 1 hora por huevera
  • Dificultad: media, a partir de 6 años 

  • Formar 3 bolas de arcilla: una de unos 3 cm de diámetro, otra de 2 cm y la última de 1 cm

  • Moldea la bola más grande y dale forma de pozo.
  •  Ahí irá el huevo. Comprueba que el tamaño el correcto con un huevo real.
  •  Ten cuidado, la arcilla se encoge un poco al secarse, así que haz el pozo un poco más grande que el huevo. 
  • Con la bola mediana, haz un pozo más ancho y más bajo. 

  • Pega este pozo más pequeño boca abajo debajo del grande, usando un poco de agua. Luego, alisa la unión de los dos hasta que queden totalmente unidos. 

  • Con la bola más pequeña, forma una mini bola para la nariz. 
  • Aplane la bola restante y córtala por la mitad para formar las orejas. 

  • Con un poco de agua, pega la nariz y las orejas en la huevera.
  •  Ajusta las junturas con herramientas de modelado para que las uniones no sean visibles. 

  • Humedécete el dedo y alisa toda la huevera. 
  • Deja secar al aire libre durante varios días, hasta que esté completamente seca. 
  • No dudes en lijar la creación con papel de lija fino una vez que esté completamente seca.

  • Siguiendo el mismo principio de fabricación, haz otras hueveras con otras caras variando la altura de la cabeza y los tamaños del cuello, la nariz y las orejas. 

  • Mezcla las pinturas acrílicas y dibuja con el pincel las mejillas, la boca, los ojos, el pelo y la ropa de cada huevera. 
  • Para los detalles, usa los marcadores Skrib: pupilas, pestañas, gafas, sonrisa, joyas, rayas...

  • Añade una capa de barniz para que sean más fáciles de limpiar después de su uso. Aun así, ten cuidado y lávalas siempre con una esponja húmeda y luego enjuágalas, sin sumergirlas directamente en el agua. 
  • También puedes usar estas hueveras para cultivar plantas crasas o cactus que se convertirán en el pelo de tus pequeños personajes.