¿Quién no ha tenido de pequeño su caja de témperas?

Las témperas o gouaches en tubo de Pébéo son fáciles de diluir y de aplicar, ideales para el aprendizaje de técnicas de mezcla.
Y para los más movidos, está todo pensado: las cajas están diseñadas para resistir a los golpes durante todo el curso escolar.

Producto
633551

Caja gouache 5 tubos 10 ml colores primarios + 1 paleta

678000

Caja gouache 10 tubos 10 ml colores surtidos

gouache
Propiedades
  • Colores: Vivos y luminosos, incluso después del secado. Se pueden mezclar entre ellos y tienen una gran capacidad de cobertura.
  • Base / Diluyente: Agua, admite una alta dilución.
  • Limpieza de los utensilios: Con agua y jabón.
  • Para niños a partir de 3 años bajo supervisión de un adulto.Símbolo "CE" que acredita el cumplimiento de los requisitos de la Directiva Europea sobre la seguridad de los juguetes.
  • Protección de las obras: Para una mejor conservación, una vez los colores se hayan secado por completo se puede aplicar el barniz gouache al agua Pébéo con un pincel una única vez para no empapar las capas de gouache, o el barniz gouache Pébéo en aerosol (uso por parte de un adulto) para obtener una película de protección más fina
Aplicaciones

La pintura gouache en tubo se utiliza, pura o diluida, sobre papel, cartón, madera, pasta de sal... mediante pinceles, tampones o rodillos de espuma de la gama infantil de Pébéo.

Los colores primarios están perfectamente equilibrados para un mejor aprendizaje de las técnicas de mezcla.

Las témperas gouache en godetes y en tubos de Pébéo son fáciles de limpiar sobre la piel con agua y jabón. El lavado con agua permite eliminar el 100% del aglutinante (dextrina: polímeros de azúcar), que es soluble en agua. Sin embargo, los pigmentos presentes en el gouache pueden presentar afinidades variables según las diferentes superficies (fibras textiles...). Así pues, estos colorantes pueden teñir el tejido de manera prácticamente definitiva.

En caso de manchas sobre tejidos, se debe lavar inmediatamente la prenda en agua caliente con jabón. La operación se debe repetir, si es necesario, hasta la desaparición completa de la mancha. Para manchas más difíciles, puede ser recomendable utilizar quitamanchas para ropa a base de cloro u oxígeno activo, siempre y cuando su uso sea compatible con la prenda en cuestión.

También se recomienda el uso de delantales protectores durante el trabajo de los niños. Se debe mantener alejado de papel pintado, paredes pintadas, madera no tratada... y otros materiales que no se puedan lavar.