¡Y tus hijos riendo a carcajadas!

Sabemos que no es ningún cuento: los niños adoran todo lo que brilla. Una joya de princesa, un tesoro de piratas…¡una chispa y la magia aparece!
Dibujos, objetos de madera o en pasta de sal… El gouache Brillo no tiene límites cuando se trata de hacer brillar el color.Y los objetos resplandecen con mil destellos, ¡como la sonrisa de tus niños!

Producto
376202

Brillo 150 ml - Amarillo primario

376257

Brillo 150 ml - Rosa nacarado

374514

Brillo 250 ml - Plata

Brillo
Propiedades
  • Colores: Intensos, luminosos, opacos y brillantes incluso después del secado (efecto lacado), miscibles entre sí, con gran cobertura.
  • Base: agua
  • Disolvente: Agua, pero causa una pérdida de brillo
  • Limpieza de los utensilios: Con agua y jabón.
  • Para niños a partir de 3 años bajo supervisión de un adulto.
  • Símbolo "CE" que acredita el cumplimiento de los requisitos de la Directiva Europea sobre la seguridad de los juguetes.
  • Protección de los trabajos: No es necesaria la aplicación de barniz para lograr un resultado brillante. Sin embargo, para una mejor conservación, una vez los colores se hayan secado por completo se puede aplicar el barniz para gouache al agua de Pébéo con un pincel de una sola pasada para no empapar las capas de gouache, o el barniz para gouache de Pébéo en aerosol (uso por parte de un adulto) para obtener una película de protección más fina
Aplicaciones

Brillo es una pintura gouache brillante lista para usar. Se puede aplicar sobre papel, cartón, madera, pasta de sal, cartulina, plástico... mediante pinceles, tampones o rodillos de espuma de la gama infantil de Pébéo.

El gouache Brillo es fácil de limpiar sobre la piel con agua y jabón. El lavado con agua permite eliminar el 100% del aglutinante (dextrina: polímeros de azúcar), que es soluble en agua. Sin embargo, los pigmentos presentes en el gouache pueden presentar afinidades variables según las diferentes superficies (fibras textiles...). Así pues, estos colorantes pueden teñir el tejido de manera prácticamente definitiva.

En caso de manchas sobre tejidos, se debe lavar inmediatamente la prenda en agua caliente con jabón. La operación se debe repetir, si es necesario, hasta la desaparición completa de la mancha. Para manchas más difíciles, puede ser recomendable utilizar quitamanchas para ropa a base de cloro u oxígeno activo, siempre y cuando su uso sea compatible con la prenda en cuestión.

También se recomienda el uso de delantales protectores durante el trabajo de los niños. Se debe mantener alejado de papel pintado, paredes pintadas, madera no tratada... y otros materiales que no se puedan lavar.